Canadá, un mercado diverso de frutas y hortalizas con potencialidad de crecimiento

Las exportaciones españolas del sector hortofrutícola al país norteamericano aumentan un 35% en 2017. El acuerdo comercial firmado en septiembre por la UE y Canadá abre nuevas oportunidades de negocio.

 

Por Gonzalo Brocos

Periodista Agroalimentario

Canadá es un mercado con una presencia en progresión de las exportaciones españolas de frutas y hortalizas, que han crecido en los últimos cinco años en torno a un 150%. La potencialidad de las exportaciones españolas a ese país se refuerza con la firma del acuerdo comercial entre Canadá y la Unión Europea, rubricado en septiembre de 2017, que ha permitido eliminar un 91% de los aranceles agrícolas.

El buen comportamiento de las ventas de frutas y hortalizas desde la UE al país norteamericano ha llevado a Fruit Attraction a elegir a Canadá como uno de los países invitados para la edición 2018 de la feria.

En el marco de Fruit Attraction , que se celebrará del 23 al 25 de octubre en IFEMA (Madrid), está prevista una misión inversa de la distribución canadiense para potenciar sus relaciones comerciales con los exportadores de la UE. “Esa misión es una excelente oportunidad para dinamizar las exportaciones españolas, que representan un 67% del total de las ventas europeas de frutas y hortalizas a Canadá”, destaca José María Pozancos, director general de FEPEX, entidad que organiza Fruit Attraction conjuntamente con el IFEMA.

La  Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX) destaca un factor clave en el perfil de compras de Canadá. “Este país presenta una gran diversidad en sus compras de frutas y hortalizas, lo que es muy adecuado para el flujo de exportaciones de frutas y hortalizas que caracteriza a España”, subraya José María Pozancos.

La firma del acuerdo comercial entre la UE y Canadá refuerza el atractivo del país norteamericano, que se convierte de facto en un mercado abierto para las exportaciones españolas, sin las barreras arancelarias y fitosanitarias que presentan otros países. “Canadá ha aceptado que las producciones europeas tienen los estándares sanitarios y fitosanitarios más altos del mundo”, incide Pozancos.

La apertura canadiense contrasta con el proteccionismo que mantiene su país vecino, Estados Unidos, en donde los exportadores encuentran importantes barreras fitosanitarias. “Es cierto que en Estados Unidos nuestro principal problema son las barreras fitosanitarias”- reconoce el director de FEPEX.-. “Tenemos que negociar protocolos producto por producto y las negociaciones pueden prolongarse entre 2 y 5 años, sin que eso prejuzque que el protocolo se va a firmar o que después de firmado, se mantendrá la fluidez de las operaciones. Con ese escenario, es más complicado consolidar mercados”, concluye.

 

Evolución de las exportaciones

Las exportaciones españolas a Canadá comenzaron a incrementarse de forma escalonada en los últimos años, con el caso de éxito destacado del mercado de cítricos, que representan en la actualidad las dos terceras partes del volumen de frutas y hortalizas exportadas por España al país.

Precios competitivos y calidad son los dos factores que juegan un papel importante a la hora de ganar cuota de mercado en Canadá. El Instituto de Comercio Exterior (Icex), en su último análisis del mercado canadiense (2017), destaca que los cítricos españoles han alcanzado “una imagen de alta calidad”.

España  posicionó sus cítricos en el mercado canadiense -valora el Icex- aprovechando la oportunidad que representan las periódicas sequías que afectan a las cosechas de California y Texas, tradicionales suministradores del mercado canadiense. “Sin embargo, los distribuidores canadienses son muy flexibles a la hora de proveerse de estos productos, por lo que es frecuente que cambien de país suministrador, guiados principalmente por el precio y las coyunturas meteorológicas. Esto dificulta la consolidación definitiva de la marca España en la venta de fruta”, señala el Icex.

Desde el Instituto de Comercio Exterior están convencidos del interés del mercado canadiense, pues a pesar de que el país no supera los 36,5 millones de habitantes, destaca por su renta per capita y por la alta segmentación que presenta el mercado de frutas y hortalizas, con un cierto desarrollo de la gama gourmet. “En los distribuidores e importadores se detecta un interés creciente por los productos españoles y hay una cierta moda de gastronomía española”, apuntan.

En las entrevistas y visitas a establecimientos realizadas por la oficina comercial del Icex en Canadá se comprobó que el producto español es conocido y altamente valorado en tiendas gourmet y especializadas, aunque pasa más desapercibido, con menor identidad propia, en las cadenas de distribución masiva.

El Icex señala además una dificultad en la consolidación de la marca España, pues en ocasiones se produce una confusión con un producto latino, asociado a América Latina, por lo que el organismo recomienda inversión en promoción como vía para la mejora de la imagen.

 

Cifras 2017

España ha aumentado un 35% su volumen de exportaciones a Canadá en 2017, según las cifras de Eurostat que maneja FEPEX. Destacan los aumentos en las ventas de cítricos, pero también en otras frutas, como albaricoques, que crecen un 40%, o las uvas, que duplican sus ventas. En hortalizas, aumentaron de forma significativa las coles (incluidas coliflores y repollos), que casi triplican sus exportaciones, y las cebollas.

 

Acciones de Extenda en Canadá

El atractivo del mercado canadiense ha llevado a la Agencia Andaluza de Promoción Exterior, Extenda, a desarrollar una misión comercial directa en septiembre de 2017. La acción contó con la asistencia de 11 empresas del sector hortofrutícola andaluz, que entablaron relación con posibles compradores o ampliaron su cartera de contactos, en el caso de empresas ya presentes en el país.

Canadá representa un mercado prioritario para las empresas hortofrutícolas andaluzas, hasta el punto de que en el primer semestre de 2017 el país norteamericano se ha convertido en el segundo destino extracomunitario de las exportaciones andaluzas del sector, sólo por detrás de Brasil.

 La acción organizada en septiembre pasado por Extenda, que cuenta con oficina en Canadá desde 2016, se llevó a cabo en torno a una completa agenda que incluyó tres jornadas de trabajo en Toronto y Montreal, con reuniones con distribuidores e importadores locales, así como con una visita al Ontario Food Terminal, la principal referencia del país en la compra – venta de frutas y hortalizas.

El Ontario Food Terminal, conocido como el Mercado de Frutas y Hortalizas, es el tercer centro de distribución más grande de toda América del Norte y distribuye más de 900.000 toneladas de alimentos al año. El mercado cuenta con 5.000 compradores registrados y más de 400 inquilinos.

La Agencia Andaluza de Promoción Exterior -Extenda-, dependiente de la Consejería de Economía,  incide en que la distribución canadiense tiene preferencia por productos que se puedan mover por barco, ya que el avión encarece sensiblemente los costes de transporte, y destaca las posibilidades de productos que no se encuentren en América Latina o con calendarios de producción complementarios.

Andalucía es, tras la Comunidad Valenciana, la segunda región con más exportaciones a Canadá, con un 28% del total de las ventas hortofrutícolas españolas al país. Las firmas andaluzas que han viajado a Canadá para participar en la misión comercial del pasado septiembre están radicadas en su mayoría en Sevilla (Asocifruit, Berrydealer Consulting, Cintransat, Espalmex y Primor Fruit); y Almería (Biosabor, Fresh Sourcing, Unica Fresh y Zoi Agrícola); así como en Granada (Eurocastell) y Málaga (Sifrido Fruit). 

En la actualidad, Extenda detecta demanda en productos como cítricos, aguacates y en frutas y vegetales ecológicos. La Agencia señala que una de las cadenas de supermercados del país, Metro, está planeando en 2018 un cambio importante para aumentar el suministro de productos orgánicos, por lo que se esperan oportunidades en esa gama.

 

Distribución

En cuanto a las vías de suministro, Extenda valora que en la actualidad en el mercado hay un 50% de suministro directo y un 50% a través de las ventas de mayoristas e importadores. Los departamentos de compras centrales de los supermercados priorizan el suministro directo, lo que favorece a los productores con capacidad de mover volúmes importantes, si bien el suministro indirecto continúa teniendo peso en el país.

Los principales actores de la distribución de Canadá son las cadenas de supermercados Loblaw, Sobeys, Walmart y Metro, con una cuota total del 68% (Fuente: Icex). En Quebec (costa Este), las ventas acumuladas de las tres principales cadenas (Loblaw, Sobeys y Metro) representan casi dos tercios de las ventas.

Ontario y Quebec, por su posición geográfica y sus volúmenes de ventas, representan los mercados de mayor interés para España, ya que agrupan un 60% de la población y un 56% de las ventas, según datos del Icex.

 

Agricultura canadiense

La agricultura canadiense destaca en cultivos extensivos como cereales y legumbres. Sus exportaciones a la Unión Europea y a España destacan en productos como trigo, soja y lentejas. En frutas, Canadá es importante en la producción de arándanos, manzanas y uvas, si bien también tiene una gran importación de esta última fruta. Cuenta además con una importante producción de hortalizas en primavera-verano, si bien el clima del otoño-invierno no permite la producción. Ese es el periodo que constituye la principal ventana de oportunidad para las hortícolas españolas.

Un informe del Instituto de Fomento de Murcia analizó en 2014 todos los segmentos de producción de Canadá y los países exportadores al país en cada segmento, con el objetivo de identificar las potencialidades de la producción hortofrutícola española. Su conclusión era que España tenía un gran potencial en cítricos durante todo el año -ya desarrollado en las últimas campañas-, y que podía competir en multitud de especialidades de hortalizas en el periodo otoño-invierno y en productos con un periodo de vida suficiente, que permitiese el transporte oceánico.