Frutos secos, aliados de la alimentación saludable

El repunte de los hábitos alimenticios saludables está contribuyendo a impulsar el sector de los frutos secos. Cuidar lo que comemos tiene cada vez más calado entre los españoles y esto se ha visto reflejado en el momento expansivo que atraviesa esta categoría de producto. Los frutos son ricos en fibras, tienen grasas saludables y fitonutrientes, entre otras propiedades beneficiosas para la salud.

Entre tanto, los lineales de supermercados e hipermercados están ampliando su oferta ante la alta demanda de los consumidores. Según datos de la consultora IRI, esta categoría crece en los últimos años a ritmo de doble dígito. En concreto, a finales de agosto de 2018, el volumen de producto vendido en retail se situó en 95.750 t para una facturación de 782,6 M€, lo que suponía un incremento del 10,2% en volumen y de un 11,9% en valor.

Por su parte, según datos recientes del Observatorio Sectorial DBK de Informa, en 2018 el segmento de los frutos secos elevó su facturación hasta los 950 M€, con una tasa de variación del 5%. Mientras tanto, las exportaciones como importaciones de producto disminuyeron en torno a un 8%. Cabe indicar que, aunque perdió participación, la Unión Europea sigue siendo el principal destino de las exportaciones, absorbiendo el 84% del total.

En el futuro, también según DBK, se espera que el mercado experimente una suave ralentización en el bienio 2019-2020, aumentando a una tasa del entorno del 2-3% anual.

Cualquier momento es bueno para tomarlos

Además de la percepción que existe de estos productos como alimento saludable, la tendencia a consumirlo entre horas y fuera del hogar también están incentivando sus ventas.

En cuanto a producto, para Iri, la mejor evolución la registraron las almendras, los pistachos y las nueces, además de los cócteles que incluyen frutas deshidratadas. Este último segmento incrementó notablemente sus cifras, en el período reseñado anteriormente, en el canal retail (+12,3% en volumen y +26% en valor), datos que ponen de manifiesto que el concepto de “alimentación informal” está penetrando en el mercado y crecen los momentos de consumo en el día.

Por tanto, los esfuerzos de las operadoras por ampliar su volumen de negocio en este sector se han centrado sobre todo en productos adaptados a los nuevos estilos de vida. Así, los frutos secos son presentados como alternativa saludable al snack o como complemento para las comidas. Además resaltan sus cualidades naturales en el propio packaging.

En relación a todo esto, las fabricantes han apostado por envases monodosis en sus novedades, disponibles también en máquinas de vending. Aperitivos Medina ha presentado ‘Nuts time’, una gama pensada para cubrir cada momento de alimentación del día, en envases de 25 gramos, con las varidades ‘Good morning’, ‘Good working day’, ‘Good studying day’, ‘Good training pro’ y ‘Good sofa pause’, todas ellas formadas por diversos frutos secos y frutas deshidratadas e incluso trocitos de chocolate en algunas variedades. Por su parte, Borges presentaba ‘Borges Eco Natura’, una gama con raciones de 30 gramos de frutos secos, que la compañía presenta como el “complemento ideal para picar entre horas de una forma saludable”. También Importaco Food Service hacía lo propio con su gama ‘Itac on the go’ formada por almendras fritas, maíz frito, pistachos, mix snacks con recubiertos, mix crunchy y el mix exótico, con chocolate.

Reclamo ecológico

El eje ecológico y natural, propio del fruto seco natural, se mantiene también como piedra angular de la innovación en productos de las compañías, reforzando así sus marcas aportando valor añadido. Así, por ejemplo, la compañía Tostados de Calidad lanzaba una nueva línea de frutos secos ecológicos: ‘Buenola’. Nueces, avellanas, almendras, pipas de girasol o calabaza y anacardos componen esta gama que también se presenta en envases individuales de 90, 100 y 120 gramos, según la referencia. También Aperitivos Medina presentaba ‘Crudos’, un lanzamiento que incluye siete variedades de frutos secos sin sal, sin tostar y sin freír. De éstas, cuatro son monoproducto, pensadas para picar entre horas de forma saludable: nuez, almendra cruda, anacardo y pipas de calabaza peladas. Las otras tres, en un formato mix, están indicadas para acompañar en ensaladas y compuestas por una combinación de frutos secos y frutas (pasas o arándanos) y semillas (pipas peladas de girasol y calabaza).

Cabe también destacar que el tirón de lo ecológico se está traduciendo en un aumento de la superficie agrícola destinada a este segmento, donde los frutos secos copan el segundo puesto en cuanto a plantaciones se refiere, por detrás del olivar. En este sentido, según el informe de producción ecológica del MAPA, la agricultura ecológica mantuvo en 2017 su senda alcista con un total de 528.504 hectáreas cultivadas, de las que el 27,81% están dedicadas a la producción de frutos secos, un 29% más que las cultivadas en 2015.
Almaco del Guadalquivir es una de estas empresas que ha optado por el cultivo sostenible con un proyecto en el que ha invertido 18 M€ para la explotación de 315 hectáreas de nogal (con las variedades Howard y Chandler), 28 de ellas dedicadas a la nuez pecana. La empresa comenzó a recolectar su primera cosecha en octubre de 2018, con la recogida de 50 t de producto, que comercializa con las enseñas ‘Nueces de Colonge’ y ‘Nueces del Guadalquivir’.

Por último, Borges está también centrando sus planes a medio plazo en ampliar sus plantaciones de agricultura sostenible. Recientemente, ha anunciado una inversión de 5 M€ en Portugal para el cultivo de almendros, la adquisición de árboles, las instalaciones y la maquinaria. La firma, que es líder en el mercado de frutos secos, ha desarrollado más de 1.000 hectáreas de almendros.

Fuente: Alimarket Gran Consumo
https://www.alimarket.es/envase/revista